Por: Franklin Ledezma Candanedo

LA ECONOMÍA MUNDIAL AL BORDE DEL COMA,
PERO NO VOLVAMOS A LA NORMALIDAD.
Cuarta Parte

URGENCIA DE UNA “CONVERSIÓN ECOLÓGICA RADICAL”

Publicidad (Solo en Colombia y despues de cuarentena)

“Cuando pase la pandemia del coronavirus no nos estará permitido volver a la "normalidad" anterior. Sería, en primer lugar, un desprecio a los miles de personas que han muerto asfixiadas por el virus y una falta de solidaridad con sus familiares y amigos. En segundo lugar, sería la demostración de que no hemos aprendido nada de lo que, más que una crisis, es una llamada urgente a cambiar nuestra forma de vivir en nuestra única Casa Común. Se trata de un llamamiento de la propia Tierra viva, ese supe organismo autorregulado del que somos su parte inteligente y consciente” (Leonardo Boff: Teólogo, ex-sacerdote franciscano, filósofo, escritor, profesor y ecologista brasileño - "Cuando pase la pandemia, volver a la normalidad es auto condenarse".
(**)

Es realidad concreta, que el actual sistema económico ha modificado la relación de los seres humanos con la naturaleza, el predominio de la técnica puso la tierra a la disposición arbitraria de los seres humanos; la política se sometió a la economía y se mostró incapaz de gobernar los procesos de la naturaleza mientras la ética se ha mostrado incapaz de poner límites a las decisiones humanas.

Si bien es cierto que hay extraordinarias posibilidades para crear mejores condiciones de vida, también lo es que se proyecta amenazante el alto nivel de contaminación con el cambio climático, el agotamiento de los recursos naturales, la pérdida de la biodiversidad y el deterioro de la calidad de la vida humana y la degradación social.

Por lo tanto, es urgente abrirse a una revolución ecológica que desborde las estructuras mentales anteriores, sitúe a la humanidad ante la necesidad perentoria de evitar la catástrofe ecológica, ofrezca nuevas motivaciones y estilos de vida saludables.

Elevar la ecología a paradigma acerca del ser humano, la vida, la sociedad y la naturaleza significa abrir un nuevo régimen que preste atención prioritaria a algo que, hasta hoy, ha sido superficial y colaborar con todas las instancias científicas, sociales, religiosas y humanitarias en la dignificación de la casa común.

En esta era catastrófica moderna, la técnica dio un salto cualitativo al convertir la naturaleza en objeto de experimentación, posesión y dominio, mientras que la naturaleza está al servicio de las demandas de seres humanos descontrolados e irreflexivos, convertidos en técnicos de la explotación desenfrenada y en poseedores voraces e insaciables. .

El nacimiento de un nuevo paradigma ecológico está vinculado a verdaderas transformaciones requeridas para una revolución científica, por un cambio colectivo de mentalidad y por nuevas experiencias, que paulatinamente están rompiendo la geopolítica de la pasividad e impotencia.

Es preciso que se dé el convencimiento general, que es un mito un crecimiento infinito e ilimitado, que tanto alegra a economistas y teóricos de las finanzas y de la tecnología, y se capte el engaño sobre la disponibilidad infinita de los bienes del planeta, que lleva tantos a exprimirlo más allá de toda razón y de todo límite.

¿Qué significa eco-conversión?

Hagamos un poco de docencia. Representa la conexión que debemos tener con la Madre Tierra. Urge reconocer lo que siente en razón de la irresponsabilidad colectiva.

Por su parte, la eco-comunión significa la vida consagrada, que debe entenderse como parte de la naturaleza, del planeta tierra y del cosmos, de este gran universo que nos alberga. La eco-comunión nos invita a ver con los ojos del corazón para encontrar el misterio y escuchar voces espirituales superiores.

Sentir que somos parte de la creación y que todos ocupamos un lugar especial en el mundo. La conversión que nos invita a dejar el individualismo y vivir en comunidad.

Cuidar la Casa Común significa defender a los más desprotegidos; que existe una relación entre lo social y ambiental, porque el grito de la Madre Tierra es el grito de los oprimidos.

Para entender la eco-comunión debemos observar la trayectoria del Camino Cósmico, que representa 15 mil millones de años del universo. Todo empezó cuando se produjo una explosión de luz inimaginable. Desde el vientre cuántico nació el tiempo, el espacio, la materia y la energía. Toda la energía que hoy fluye por nuestros cuerpos y por el universo, fue regalada en un momento de la creatividad Divina

Pero allí no termina el asunto. No debemos ni podemos quedarnos solo con la eco-conversión y eco-comunión, sino que debemos llevarlo a la acción. En otras palabras, asumir un eco-compromiso. Es el momento que nos motiva a pedir la gracia de la sabiduría y especialmente las fuerzas y coraje para cuidar la creación.

Reglas de fácil aplicación:

- Reducir el consumo desenfrenado.
- Prolongar la vida útil de los bienes materiales y no producir más basura.
- Clasificar los desperdicios y crear nuevos objetos con aquellos que para personas irresponsables son simplemente basura.

Sencillo ¿Verdad? Pero tan difícil para tantos que arrojan desperdicios en cualquier lado, y que son los permanentes damnificados anuales, como los de ayer jueves 22 de mayo, 2020, por una simple onda tropical, evento que hubiese pasado desapercibido, si existiera responsabilidad de todas las partes (pública y privada, sin excepciones).

Y reiteramos, para concluir, lo expresado por Leonardo Boff:

“Cuando pase la pandemia del coronavirus no nos estará permitido volver a la "normalidad" anterior. Sería, en primer lugar, un desprecio a los miles de personas que han muerto asfixiadas por el virus y una falta de solidaridad con sus familiares y amigos. En segundo lugar, sería la demostración de que no hemos aprendido nada de lo que, más que una crisis, es una llamada urgente a cambiar nuestra forma de vivir en nuestra única Casa Común. Se trata de un llamamiento de la propia Tierra viva, ese supe organismo autorregulado del que somos su parte inteligente y consciente” (Leonardo Boff)- "Cuando pase la pandemia, volver a la normalidad es auto condenarse".
(**)

Por todo lo expuesto, y aunque LA ECONOMÍA MUNDIAL ESTÁ AL BORDE DEL COMA, NO VOLVAMOS A LA NORMALIDAD. Fraternal saludo y adelante, siempre adelante, en cuarentena absoluta, pero con la firme convicción de que se requiere una nueva normalidad, que realmente defienda nuestra Casa Común (indoame08 – 23/05/20).

0
0
0
s2sdefault