Por: Libardo García Gallego

Qué significa realmente 'camarada' en ruso? - Russia Beyond ES

May. 26/20.-

“camarada” se convirtió en una manera de llamarse afectuosa para las personas

que compartían las mismas ideas socialistas y, lo que es más importante, luchaban por ellas” Gueorgui Manáiev

Publicidad (Solo en Colombia, y despues de cuarentena)

En el diccionario encontré estas acepciones: “1. persona que acompaña a otra y come y vive con ella; 2. persona que anda en compañía con otras, tratándose con amistad y confianza; 3. en ciertos partidos políticos y sindicatos, correligionario o compañero. Y en España, siglo XVI, se llamaba camaradería a la estrecha amistad existente entre soldados y oficiales que vivían en la misma cámara”.

En Colombia, actualmente, a causa quizás de la polarización ideológica entre derecha e izquierda, este vocablo se viene prestando para interpretaciones generadoras de discordias cuando se aplica a un amigo, a un militante de izquierda, o a un comunista. El sectarismo político se antepone a cualquier consideración costumbrista o como sinónimo de amistad o compañerismo.

La táctica obliga a tener cuidados en su uso. Para no echar el amigo al agua es preferible llamarlo compañero en vez de camarada y el hecho de no calificarlo con este término no significa que él o yo seamos unas medias tintas, unos cobardes indecisos; simplemente significa no darle al enemigo motivo de ofensa. Lo importante en una discusión son los argumentos, no los vocativos. Ahora recuerdo el reciente debate en el Senado cuando un representante fascista del Centro Democrático le gritaba a Gustavo Petro que sobraba en ese recinto y Petro, con pasmosa serenidad, le replicó, explicándole quiénes eran los excluyentes, los que han tratado al pueblo como sobrantes, dejando en ridículo al gritón de Caldas.

En medio de la ignorancia reinante a los voceros de la extrema derecha les parece un gran insulto tildar a alguien de “castrochavista”, expresión que vista desde el pensamiento de izquierda significa reconocimiento, honor, y no insulto. Quienes ignoran la evolución de Cuba durante 60 años y de Venezuela en 20, a pesar del bloqueo imperialista, aplauden, mientras que los que la conocen se ofenden.

En síntesis, no es el tono de la voz, ni los epítetos o apelativos, lo que convierte en trascendente un debate, lo que lo vuelve valioso es la profundidad argumentativa, la variedad de razones, expuestas con claridad y firmeza, sin recurrir a las bajezas, y en caso de que los opositores recurran a ellas pues dan la oportunidad de refutarlos con mayor contundencia.

Pero si alguien prefiere que lo llamen camarada, pues digámosle CAMARADA, y si no es necesario, digámosle, compañero o copartidario.

Armenia, Mayo 26 de 21020
(Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo. ) www.neopanfletario.blogspot.com

 

¡Viva el Castrochavismo!
Por: Libardo García Gallego
May. 26/20.- El ideario filosófico de la ultraderecha fascista se resume en que: “los pobres lo son debido a su pereza congénita; creen tener el derecho a la libertad de invadir terrenos ocupados por campesinos pobres, desplazando o eliminando a estos; defienden el unanimismo político-religioso; consideran que los derechos humanos no pueden garantizarse a todas las personas, pues debido a su origen social, su raza, su religión o su credo político hay seres superiores, medianos e inferiores; gozan del derecho a explotar libremente la fuerza de trabajo de quienes carecen de medios de producción; el Estado ha sido creado para que los defienda de quienes pretenden redistribuir sus riquezas entre toda la población; creen que un ser supremo, sabio e invisible, ha decidido que unos pocos individuos de la especie humana estén predestinados al disfrute de abundantes riquezas y que la mayoría viva en la miseria; no están de acuerdo con la soberanía de los Estados dizque porque hay países con derecho a invadir a otros”

Así piensan los colombianos militantes en el autodenominado Centro Democrático, cuyo jefe supremo acuñó el término castrochavismo para denigrar del Socialismo cubano y de la Revolución Bolivariana de Venezuela. Es contradictorio que existan individuos ufanos de su religiosidad pero enemigos de la igualdad social. Sus copartidarios de la ultraderecha fascista defienden el cruel sistema capitalista en todas sus modalidades y se oponen a cualquier medida que mejore la situación social de los más débiles. Son amigos íntimos de los gobiernos de Estados Unidos y de las grandes potencias capitalistas a quienes respaldan en sus invasiones, bombardeos y guerras creadas por ellos mismos para apoderarse de los recursos de los demás.

Por el contrario, en el sepelio del camarada Fidel Castro, pudimos observar las multitudinarias manifestaciones de dolor por la desaparición de su líder revolucionario. Y no era pantomima ni fariseísmo. Las minorías alegres por su muerte viven en Miami y allí celebraron. El martes 28 de Marzo los partidarios de la Revolución Bolivariana de Venezuela llenaron las calles de Caracas y expresaron el rechazo contundente a la injerencia de la Organización de Estados Americanos (OEA) en los asuntos internos de su país. Con hambre y necesidades, gracias a la guerra económica dirigida por la oposición derechista, marcharon durante varias horas y al finalizar el día celebraron su victoria ante esa organización imperialista.

A través de la OEA los Estados Unidos imponen sus políticas al resto del Continente. En sus casi 7 decenios no ha hecho sino daños: invasiones, montaje de dictaduras, bloqueos económicos, violación de la soberanía a los países no afectos a la metrópoli. Últimamente emplea nuevos métodos para derrocar gobiernos legítimos y entronizar sus títeres. Así lo hizo en Honduras, Paraguay, Argentina, Brasil, siguen Ecuador y Bolivia. Pero el que más le interesa es Venezuela, el primer país en reservas de petróleo. Todos sus actos los sustenta en una falsa democracia de papel. Los Estados Independientes deben fortalecer a UNASUR, MERCOSUR, las alianzas con el Caribe y abandonar ese esperpento al servicio de la ultraderecha de América.

Los de abajo debemos defender el “castrochavismo”, la verdadera revolución por la igualdad social.
Armenia, 29 de Marzo de 2017
www.neopanfletario.blogspot.com/
Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

0
0
0
s2sdefault