Por MPN


Ab. 20/20.- El gobierno supremacista de Donald Trump incrementa las acciones bélicas, enmascaradas en el burdo montaje de acusar al Presidente Nicolás Maduro y a los más altos dirigentes del gobierno, de narcotraficantes, con la intención clara de acabar con la Revolución Bolivariana, ahora ¿Olvidó Trump que antes acusó a Juan Manuel Santos e Iván Duque porque, según informes de la DEA, el 96% de la droga que llega a EEUU viene de Colombia? ¿Olvidó que, en su defensa, estos presidentes le pidieron Trump que EEUU debía bajar el consumo de cocaína? ¡Qué caradurismo el del decadente imperio gringo!

Una acusación que, no de manera gratuita, se enmarca en un plan lanzado por el Fiscal General de los Estados Unidos, copia al carbón de la acción criminal aplicada en Panamá hace varios años, con el fin de invadir esa nación y apresar a su ex aliado, el general Manuel Antonio Noriega.

Los acontecimientos de las últimas semanas se dan en cadena y tienen la firma del genocida de la Casa Blanca, quien ofrece sumas exorbitantes por informar la ubicación del Presidente Nicolás Maduro de y otros funcionarios del gobierno revolucionario. ¡De no ser por lo peligroso de sus intenciones, la oferta del “cow boy” daría risa!

La estrategia a formar un supuesto “gobierno de transición”, queda al descubierto con la incursión en aguas venezolanas de un grupo de mercenarios camuflados en un barco trasatlántico identificado como “RCGS Resolute”, de bandera portuguesa, que no acató la orden emitida por representantes de la Armada Bolivariana de nuestro país, al serle exigida información sobre su destino e intenciones, embistiendo al patrullero de nuestra Armada que custodiaba las costas orientales.

Se trata, sin duda alguna, de una abierta provocación, una incursión militar desconocida por el Pentágono, aunque no por razones de respeto a las normas internacionales.

Es tan elevado el número de fallecidos en EEUU por la falta de atención médica ante la presencia de Covid – 19, y tantas las omisiones y errores cometidos en el tratamiento de la pandemia, que hasta el propio poder militar de ese país ha rechazado la torpe maniobra distraccionista, oportunamente denunciada por nuestra Cancillería y el Ministerio de la Defensa.

Es lamentable y deplorable la pandemia de Covid – 19, que azota a todo el planeta, sea utilizada por el gobierno imperial como una nueva excusa para la agresión, el bloqueo e, incluso el pillaje de insumos médicos que ahora solo quiere reservar para EEUU.

Creyó el soberbio Tío Sam que la cuarentena era la oportunidad de oro para proceder a un ataque “sorpresa”. No contaba con la fortaleza y la conciencia de un pueblo valiente y organizado, leal al legado de sus libertadores y consecuente con la orden de su Comandante Eterno, Hugo Chávez Frías: “Unidad, Lucha, Batalla y Victoria!

Las y los periodistas del Movimiento Periodismo Necesario, repudiamos toda esta patraña urdida por la mente genocida del innombrable inquilino de la Casa Blanca, a quien le queda grande el calificativo de Jefe de Estado y exhortamos a las Naciones Unidas, a la Organización Mundial de la Salud, a la Unión Europea, a los entes de Derechos Humanos, al Congreso de EEUU y al propio pueblo estadounidense, que detengan la locura del Presidente de EEUU en su criminal pretensión de acabar con la humanidad.

En Venezuela está un pueblo despierto, alerta y presto a seguir las instrucciones de nuestro gobierno desde cualquier trinchera que se nos asigne por la defensa del país, además de Periodistas somos soldados y soldadas de esta Patria.

 

Movimiento Periodistico Necesario*

 

 

0
0
0
s2sdefault