Por J. Manuel Arango C.

Jun. 15/22.- Como era de esperarse la reacción de quienes confiaron en el “creíble” siempre eterno senador, J. Robledo; con sus peroratas “contra TLC, sistemas excluyentes etc” y que todo termino aclarándose, eran solo intereses personales mas no para el los colombianos de bien; hoy, alguien que dice haber sido acatador de sus orientaciones para el voto en primera vuelta; en una breve nota le canta la tablita a don robledito, titulada “disentimiento” y quiero que nuestra audiencia conozca, toda vez que el Sr Robledo pasando por las toldas de izquierda, logró camuflarse como “revolucionario” o “izquierdoso” cosa que en últimas queda al descubierto lo contrario. Con razón, le aprobaron su separación del PDA. Lean pues.

Manizales, Junio 10 de 2018

Doctor
JORGE ENRIQUE ROBLEDO CASTILLO
Senador de la República.
Ciudad.

Para el apartado del voto en blanco vale la pena recordar “Si usted es neutral en situaciones de injusticias ha elegido el lado opresor”. Desmond Tutu. Premio Nobel de Paz. 1984.

............................................................................................................................................................
RADIO CLARIN de Colombia
Aparte con tiempo su espacio,
También, puedes ser nuestro corresponsal
Contactos: +57 3112613094 y +57 311 4489348
............................................................................................................................................................

 

Es una frase lapidaria la cual denota un grado enorme de indiferencia o de postura personal asumida, que no permite sobreponerse a las grandes dificultades de todo un pueblo, que se sumerge dentro de la más grande angustia existencial que sociedad alguna pueda vivir. Este es el caso de mi País.

Apreciado Jorge Enrique, con honda tristeza he asumido su postura ante la segunda vuelta presidencial. Quiero expresarle sin necesidad de recurrir a la adulación, que usted ha sido un referente a nivel de pensamiento político que me ha permitido establecer grandes debates académicos y epistémicos en los cuales ha primado la presentación de posturas que buscan el beneficio de toda la sociedad colombiana. Pero de acuerdo a la Revista

Semana en su artículo “ La historia detrás del rompimiento entre Petro y Robledo”, queda de manifiesto que más que posturas políticas son posturas de orden personal, que primaron a la hora de realizar las consideraciones sobre las decisiones que de orden general necesita el país.

Es menester acotar que mi postura asumida en la primera vuelta fue la de luchar y apoyar la candidatura que usted consideraba acertada. Después de los escrutinios surgió una verdad de apuño en la cual debemos y tenemos que estar todos los que pensamos que puede haber un mejor amanecer para nuestros descendientes: votar por Gustavo Petro.

Desde mi perspectiva votar por Petro es votar en contra de un Sistema que ha aunado todas sus fuerzas de batalla para no perder su hegemonía; mientras que nosotros los desposeídos, los que no nos identificamos con el sistema y nuestros dignos representantes nos enfrascamos en discusiones Bizantinas, permitiendo al opresor seguir reinando dentro de sus políticas de arrasamiento.

Veo al Sistema actual como un gran monolito al cual ha sido imposible penetrarlo desde otras miradas y puntos de vista de ver el mundo. Ha conservado una línea férrea y homogénea, indestructible y fundamentada sobre la base de la No alteridad.

Para finalizar veo desde mi perspectiva, que es necesario apoyar totalmente a Gustavo Petro, ya que si él logra generar grietas y logra penetrar lo que hasta hoy ha sido infranqueable, o sea el Sistema, se estaría abriendo paso y camino para futuros candidatos con pensamientos diferentes a los ya preestablecidos. En esa dirección ganarían un Fajardo, una Claudia López y hasta usted mismo. No apoyarlo sería negarnos la posibilidad que durante tantos años hemos esperado para generar un verdadero cambio .

Lo más seguro es que usted con sus múltiples ocupaciones no le dé la importancia al pensamiento de un simple ciudadano, y en el peor de los casos ni se digne leer éstas líneas y mucho menos dar una respuesta, pero puede estar seguro que en el ambiente nacional quedará un sin sabor y un aire de tristeza al saber que se tuvo la oportunidad de grandes transformaciones y que por posturas de orden personal se malogró tan anhelada oportunidad.

Queda en el tintero la pregunta de qué pasará, cuando usted en próximas oportunidades convoque a cerrar filas en torno a un determinado tema o candidato? En el caso propio, será una situación que será analizada con lupa de detalles, y que al final me estaré preguntado ¿cómo apoyar a una persona que está mediada por posturas personales y no colectivas?

Cordialmente,

RICARDO ALBERTO OCAMPO CASTAÑO.

Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

0
0
0
s2sdefault