CLARIN de Colombia
  • BANER FRENTE LOGO
R. T. En Español La mejor informacion mundial
REDACCIÓN POPULAR Ideas para la Unidad latinoamericana
PALESTINA LIBERATION Liberté Egalité Fraternité
PRESSENZA International Press Agency
CLARIN de Colombia Información al día
C O N A I C O P Consejo Nal e Int. de la Comunicac Popular  
ALWAGHT El portal analítico e informativo
TELESUR Nuestro Norte, es el Sur.
PRENSA BOLIVARIANA Libertad de Expresión
INSURGENTE Organo de Expresión de la Asociación Cultural Pensamiento Libre
POBRERÍO.COM Notas de Opinición Latinoamericana y el Mundo.
F. I. C. P. Federacion Internacional de Comunicadores Populares
SIMPATIZANTES FMLN "Abandonamos las Armas, entramos en el sistema, para cambiar el sistema,..
RESUMEN LATINOAMERICANO La otra cara de las noticias de América Latina y del Tercer Mundo
KAOS EN LA RED Comunicación Libre y Alternativa
LATIN PRESS Periodismo de verdad, verdad
PRENSA LATINA Agencia Informativas Latinoamericana
LA PATRIA GRANDE Por la Libertad de los pueblos

Por: Franklin Ledezma Candanedo (*)

 

#NoAlaReeleccion

Gráfica de la masacre y destrucción de El Chorrillo (Panamá), a raíz de la invasión genocida imperialista de 1989

 

“Se decide hoy en Venezuela la soberanía y la dignidad de América Latina y el Caribe y de los pueblos del Sur. Se decide también la supervivencia de las normas del Derecho Internacional y la Carta de las Naciones Unidas. Se define si la legitimidad de un gobierno emana de la voluntad expresa y soberana de su pueblo o del reconocimiento de potencias extranjeras” (Declaración del Gobierno Revolucionario de Cuba:

Urge detener la aventura militar imperialista contra Venezuela).

La puntual declaración del gobierno de la Patria hermana de Cuba, publicada en Granma (Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo. ), el 13 de febrero del presente año, debe alertar a las fuerzas progresistas universales, en torno a la urgente necesidad de poner en práctica iniciativas solidarias, en defensa de la estabilidad democrática de la Patria Grande Venezolana y de sus recursos naturales, objetivo de la guerra desatada por la bestia (666) hegemónica.

Urge combatir esa guerra intervencionista económica-financiera y
Mediática, diseñada e impulsada por el neofascista dirigente imperial, antes que destruya la Revolución Bolivariana (con numerosas bajas humanas y colapso de sus estructuras), se apropie de los recursos naturales de la cuna del Libertador, e imponga un gobierno títere, al estilo de los que se sumaron a la caravana genocida, entre otros, Argentina, Chile, Brasil, Ecuador y Colombia.

En forma inconsulta Panamá se sumó a esa caravana genocida, que significa humillación y deshonra para todos los istmeños nacionalistas, y golpe artero a la memoria y sacrificio vital de los héroes y mártires del terruño, que a través de un sostenido alpinismo generacional, lograron la eliminación de una infame quinta frontera, sacar estacas coloniales de nuestro territorio, con el alto objetivo del perfeccionamiento de la independencia nacional, mediatizado a través del Tratado de Neutralidad vigente a partir del 2000, que nos pone en la mira de los que combaten las atrocidades y ambiciones desbocadas de la bestia (666) imperialista.

La alerta dada por el gobierno revolucionario de la Patria hermana de Cuba, llega en momento oportuno, porque de triunfar el imperio en su criminal propósito de destruir al legítimo gobierno venezolano, afilará sus garras para hacer lo mismo con los gobiernos y dirigentes revolucionarios verticales, no sumisos, de Bolivia y Nicaragua, los compañeros presidentes Evo Morales y Daniel Ortega, respectivamente, con la meta clara de que todos vuelvan a ser su patio trasero.

La oportuna clarinada del Gobierno Revolucionario Cubano, que durante casi 60 años sufre un infame bloqueo económico-financiero, y la historia del criminal intervencionismo imperial en toda la geografía de la Patria Grande Bolivariana, como el que ha padecido –y padece- Panamá, reseñado a continuación, debe ser tea encendida e impulso revolucionario incontenible, para combatir y derrotar al insaciable bárbaro depredador neo fascista.

Mírense todos en el espejo de mi Patria por siglos intervenida, capten los frutos mortales de ese genocidio repetido y de las funestas consecuencias de alianzas con el imperio insaciable, de pueblos que, a través de su voto irreflexivo favorable a sus verdugos, pagan un elevadísimo precio, entre otros, los de Argentina, Chile, Brasil y Colombia.

 

INVENTARIO OPORTUNO:

Desde la época precolombina la privilegiada posición geográfica del Istmo de Panamá, marcó su función histórica como ruta de tránsito y de intercambio de los diversos grupos aborígenes, algunos de los cuales dejaron sus huellas en nuestro territorio principalmente a través de la cerámica y la orfebrería.

Conviene recordar que en las postrimerías del siglo XIX y comienzos de la siguiente centuria, Estados Unidos necesitaba abrir mercados para su creciente industria e impulsar su carrera imperialista, particularmente a raíz de la guerra hispano-cubana-norteamericana, a cuyo término estableció protectorados en Cuba, Puerto Rico, Guam y Filipinas.

Así, por razones comerciales y estratégico-militares, a la nación del norte le urgía la construcción y el dominio de una vía acuática interoceánica, máxime cuando el 18 de noviembre de 1901, mediante el Tratado Hay-Pauncefote, Gran Bretaña convino en que Estados Unidos podría construirlo por su sola iniciativa y administrarlo exclusivamente, adoptando como base para la neutralización de dicha ruta las estipulaciones de la Convención de Constantinopla de 1888, que regían para la libre navegación del Canal de Suez.

La doctrina del Destino manifiesto (en inglés, Manifest Destiny), es una frase e idea que expresa la falsa creencia que Estados Unidos de Norte América es una nación destinada a expandirse desde las costas del Atlántico hasta el Pacífico.

El concepto de Destino manifiesto aparece por primera vez en el artículo «Anexión» del periodista John L. O'Sullivan, publicado en la revista Democratic Review de Nueva York, en el número de julio-agosto de 1845. En él se decía:

“El cumplimiento de nuestro destino manifiesto es extendernos por todo el continente que nos ha sido asignado por la Providencia, para el desarrollo del gran experimento de libertad y autogobierno. Es un derecho como el que tiene un árbol de obtener el aire y la tierra necesarios para el desarrollo pleno de sus capacidades y el crecimiento que tiene como destino”.

Con base en esa errada creencia se firmó, por imposición del naciente imperio el 12 de diciembre de 1846, el Tratado Mallarino-Bidlack; entre la Nueva Granada y los Estados Unidos de Norte América, cuyo artículo 35 expresaba textualmente:

“El gobierno de Nueva Granada garantiza al gobierno de los Estados Unidos el derecho de vía o tránsito a través del istmo de Panamá, por cualquier medio de comunicación que ahora exista, o en el futuro pueda abrirse, estará franco y expedito para los ciudadanos, el gobierno de los Estados Unidos, productos manufacturados o mercancías”.

“Estados Unidos garantiza a la Nueva Granada, la perfecta neutralidad del istmo de Panamá, con la mira de que en ningún tiempo, existiendo este tratado, sea interrumpido el libre tránsito de uno a otro mar. Estados Unidos garantiza de la misma manera, los derechos de soberanía y propiedad que la Nueva Granada tiene y posee sobre dicho territorio”.

Con sustento en ese tratado, a través de la historia, se produjeron una serie de intervenciones estadounidenses en Panamá con diferentes objetivos y las mismas fueron representadas con intervenciones diplomáticas e intervenciones armadas solicitadas y de hecho, durante los siglos XIX y XX.

Cabe destacar que, mediante el nefasto y peligrosísimo tratado de neutralidad impuesto en 1977, vigente a partir del año 2000, que nos colocó bajo el “paraguas del Pentágono”, la bestia (666) hegemónica abrió las puertas para nuevas intervenciones, en pleno siglo XXI.

Para ello usó falsos argumentos contenidos en enmiendas y reservas, entre otras, la De Concini, Church y Nunn, que logró por acción u omisión, negligencia y/o complicidad de quienes lo negociaron, instrumento que jamás pasaron por el trámite constitucional establecido, para su aprobación o rechazo.

- Intervenciones diplomáticas:

Uno de los casos de intervención diplomática fue el Tratado Manuel-Cass, que puso fin al conflicto suscitado entre Nueva Granada y Estados Unidos debido al incidente de la tajada de sandía y donde la Nueva Granada accedió a pagar a los Estados Unidos la suma de 412.304 dólares estadounidenses por indemnización.

Este tratado fue negociado por representantes diplomáticos de los dos gobiernos, aunque en él se atentó contra la soberanía neogranadina, lo cual fue catalogado como intervencionista.

- Intervenciones armadas: Todas las intervenciones desde 1856 hasta 1903, fueran de hecho o solicitadas por gobernantes títeres del imperio, se sustentaron en el ya citado artículo del Tratado Mallarino-Bidlack.

- Intervenciones armadas solicitadas:

7 de septiembre de 1860

Debido a una trifulca donde murieron seis estadounidenses y tres fueron heridos, un destacamento de tropas ocuparon puntos estratégicos de la ciudad de Panamá hasta el 7 de octubre, cuando la situación volvió a la normalidad y las fuerzas militares intervencionistas se retiraron.

9 de marzo de 1865

Debido a una revuelta política en la ciudad de Panamá, motivada por la destitución del gobernador José Leonardo Calancha y con el supuesto de proteger las propiedades y vidas de los ciudadanos estadounidenses, la marina de los Estados Unidos desembarcó sus tropas en Panamá.

1902

A petición del gobierno de Colombia, los Estados Unidos interviene para poner fin a la Guerra de los Mil Días, con la firma de la Paz del Wisconsin y el asesinato del líder y patriota indígena panameño, Victoriano Lorenzo.

1906
El presidente Manuel Amador Guerrero y el Consejo Municipal capitalino, solicitaron a los Estados Unidos la intervención de su autoridad en las elecciones populares de ese año.
Mayo de 1912

Las elecciones generales fueron efectuadas en presencia de tropas de infantería del ejército estadounidense, a solicitud del gobierno de turno.

1925

El presidente Rodolfo Chiari solicitó la intervención del ejército estadounidense para sofocar las protestas populares que luchaban contra el aumento del alquiler de las viviendas. Esa funesta intervención permitió el sacrificio de vidas prometedoras, considerados “Mártires de la Lucha Inquilinaria”: Mariano Mirones, Ferdín Jaén, Emilio Olivardía y Lorenzo Brown.

1990

A pesar que algunos sectores del gobierno panameño, no consideraron como intervención, los hechos ocurridos en ese año demuestran que fue una intervención armada temporal solicitada por el gobierno panameño, para resolver el intento de golpe de Estado contra el presidente Guillermo Endara G.

Intervenciones armadas de hecho

19 de septiembre de 1856

160 marinos ocuparon por espacio de tres días, la estación del ferrocarril. El motivo de la intervención fue el incidente de la tajada de sandía, ocurrido cinco meses atrás. La intervención fue innecesaria, pero los estadounidenses deseaban demostrar el derecho que le daba el artículo 35 del Tratado Mallarino-Bidlack, según su interpretación. Esta fue la primera intervención estadounidense en Panamá.

1885

En marzo, las ciudades de Panamá y Colón fueron lugar al igual que el resto de Colombia, de constantes disturbios provocados por sectores que adversaban al recién elegido presidente de la Nueva Granada, Rafael Núñez. El 1 de abril, los disturbios provocaron un gran incendio en la ciudad de Colón, lo que motivó que tropas estadounidenses desembarcaran para reestablecer el orden, luchar contra el fuego y proteger los intereses de los ciudadanos estadounidenses.

Como resultado de esa intervención fue detenido y ahorcado Pedro Prestan García, mulato de finos modales y abogado liberal autodidacta, acusado, sin pruebas, de ese incendio.

1915

Con motivo de los carnavales en la ciudad de Panamá y un Viernes Santo en Colón, días en que se produjeron choques entre panameños y soldados estadounidenses, el gobierno de los Estados Unidos dirigió un ultimátum al gobierno panameño, exigiendo el desarme de la Policía Nacional, bajo amenaza de ocupar militarmente las ciudades de Panamá y Colón, orden que cumplió el gobierno panameño, no sin antes protestar por este abuso y violación de su soberanía.

Julio de 1918

El ejército estadounidense ocupó arbitrariamente las provincias de Chiriquí y Veraguas con el pretexto de ayudar a las autoridades locales panameñas a mantener el orden y dar protección a ciudadanos estadounidenses de aquellas provincias. La ocupación militar de Chiriquí duró dos años y la de Veraguas una semana, a pesar de la protesta panameña.

Marzo de 1921

Los estadounidenses hicieron gala de su poderío, cuando bajo amenaza de intervención militar, obligaron a Panamá a acoger el Fallo White sobre límites fronterizos, que favorecía a Costa Rica en la frontera de ambos países, durante la Guerra de Coto, razón por la cual perdimos grandes extensiones de fértil territorio en esa región.

La demarcación del Fallo White fue rechazada por los panameños, puesto que a través de ella se transfería a Costa Rica el disputado cantón de Talamanca y su capital, Sixaola. Además, Panamá perdía una considerable porción de costa marítima del mar Caribe. Tras la sentencia, la República de Costa Rica decide ejecutar las disposiciones del Fallo White, ocupando la región de Coto. Esta acción causó molestia a Panamá dando inicio a la Guerra de Coto, el 21 de febrero de 1921.

Cabe señalar que el problema limítrofe se resolvió definitivamente mediante el Tratado Echandi-Fernández (también conocido como Tratado Arias-Calderón Guardia), un acuerdo de límites terrestres suscrito el 1 de mayo de 1941, perfeccionándose la pérdida de la extensión territorial arriba indicada.

1914-1924

El 6 de abril de 1914, se firmó el tratado Thompson-Urrutia entre Estados Unidos y Colombia, con el objetivo de solucionar el conflicto entre estadounidenses y colombianos, provocados por el apoyo que brindó Estados Unidos a la separación de Panamá de Colombia en 1903. Este documento fue ratificado por el Congreso de los Estados Unidos, siete años después de su firma (en abril 1921) y 18 de la citada separación.

Destacamos que Panamá no tuvo ninguna participación en la negociación del tratado, ni tampoco le dio el derecho a Estados Unidos para que actuara en su nombre. Al aprobarse dicho tratado, Panamá protestó y no reconoció esos límites en vista de que ninguno de los dos países firmantes podía obligarla a cumplirlo.

Colombia, el 8 de mayo de 1924, por iniciativa del gobierno de Estados Unidos, reconoció a Panamá nación independiente, y se crearon las condiciones para la firma de un tratado que delimitara las fronteras entre ambas naciones.

Finalmente los límites fueron determinados por el tratado Victoria-Vélez, del 20 de agosto de 1924 y son los mismos límites que fijó la Ley colombiana de 1855, perdiendo también Panamá significativa porción territorial en esa área.

Enero de 1964

El pueblo panameño se enfrentó desarmado, los días 9, 10, 11 y 12 de enero a las tropas y civiles armados estadounidenses, con un saldo de 22 muertos y más de 500 heridos, por la lucha de la soberanía panameña en la antigua Zona del Canal.

19-20 de diciembre de 1989:

Más de 20.000 soldados de las fuerzas armadas norteamericanas invadieron a Panamá so pretexto de capturar al General de las Fuerzas de Defensa Manuel Antonio Noriega.

Nuestro indefenso país fue atacado bestialmente por bombarderos de guerra F-117_Nighthawk, lo último en aviones de guerra usados luego en Irak. Aún no se sabe el número de asesinados por las tropas intervencionistas y, menos aún, no han sido indemnizados los familiares de las víctimas, ni los que resultaron con alguna incapacidad física y sicológica.

Propicia la oportunidad de esta síntesis de las intervenciones de la bestia (666) hegemónica en nuestro país, para rendirle merecido homenaje a los mártires del legendario genocidio de la bestia (666) neo liberal fascista, que abrió la puerta para nuevas intervenciones armadas homicidas mediante el Tratado de Neutralidad vigente para la eternidad más uno.

En este inventario citamos a héroes y mártires del movimiento estudiantil, de los obreros y del pueblo panameño en general, entre otros, a Pedro Prestan y Victoriano Lorenzo, patriotas víctimas del imperio guerrerista; Sebastián Tapia, en la lucha contra el Convenio Filos-Hines de 1947; a José Manuel Arauz, Rolando Jiménez y Miguel Batista, durante los sucesos de Mayo de 1958 (Siembra de Banderas); a Rogelio Yeyo” Girón, Eduardo Santos Blanco, Rodrigo Pinzón, Domingo García y demás patriotas combatientes y héroes sobrevivientes, del levantamiento armado de Cerro Tute; los 22 panameños inmolados y más de 500 heridos en la Gesta patriótica del 9, 10, 11 y 12 de enero de 1964 y a las víctimas cuyos nombres y cantidad real son desconocidos, del genocidio de 1989.

También rendimos justo tributo a verticales dirigentes progresistas, entre otros, Floyd Britton, Polidoro Pinzón y Narciso Cubas, asesinados por defender sus ideales. Ellos nunca serán olvidados puesto que viven en la determinación de nuestro pueblo, de perfeccionar nuestra independencia, hoy sometida a un nefasto y criminal tratado de neutralidad, y en aras de la real democratización política, contra la corrupción, la impunidad, juega vivo y porque exista equidad en la distribución de la riqueza nacional, en manos de un porcentaje minoritario, en tanto que las grandes mayorías ciudadanas se distribuye miseria, sufre la ausencia de servicios públicos de calidad, violencia criminal e inseguridad colectiva. Fraternal saludo y adelante, siempre adelante (indoame08 -19/02/19).

1. (*) El autor es fundador y directivo de la Asociación Americana de Periodistas Bolivarianos, Capítulo de Panamá, de la Red Bolivariana “Victoriano Lorenzo”, Héroe de la Revolución Libertaria, en Defensa de la Humanidad, de la Comisión Anti Bélica de Panamá, del Comité Panameño “Mar para Bolivia”, del Círculo Literario “León A. Soto” y Periodista de opinión, agro ambiental y turístico, por el desarrollo sostenible de Panamá (Fraternal saludo y adelante, siempre adelante (indoame08) (18/02/19) #NoAlaReeleccion.

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar

0
0
0
s2sdefault

FECHAS MEMORABLES

Por Nóhora M. Páez S.

............

 

 

 

FORMADOR Mis videos

Mis Videos
Mis Videos
Publicado: Lunes, 30 Octubre 2017 01:35
J. Manuel Arango C.
J. Manuel Arango C.
Publicado: Miércoles, 01 Noviembre 2017 03:21

 

PAGINAS DE INTERES

Jardín Botánico
Jardín Botánico
Publicado: Miércoles, 17 Agosto 2011 21:00

Por: Nohora Páez

Frases Célebres de Ernesto “CHE” Guevara y Otros
Frases Célebres de Ernesto “CHE” Guevara y Otros
Publicado: Miércoles, 12 Octubre 2011 20:49

Por: Nohora M. Paez S.

Frases Célebres del Libertador Simón Bolívar
Frases Célebres del Libertador Simón Bolívar
Publicado: Domingo, 23 Octubre 2011 20:22

Por Nohora M. Paez S.

Historia de los Humedales
Historia de los Humedales
Publicado: Martes, 13 Diciembre 2011 18:53

Por: Nohora Páez

FORMADOR, -Ideológico

Nueva (vieja) normalidad, mientras covid19, sigue cosechando muertos
Nueva (vieja) normalidad, mientras covid19, sigue cosechando muertos
Publicado: Viernes, 29 Mayo 2020 20:25

Por: Franklin Ledezma Candanedo

CAMARADA, entre el amor y el odio
CAMARADA, entre el amor y el odio
Publicado: Martes, 26 Mayo 2020 19:40

Por: Libardo García Gallego

¿Cual nueva normalidad?
¿Cual nueva normalidad?
Publicado: Sábado, 23 Mayo 2020 22:00

Por: Franklin Ledezma Candanedo

Construyamos un estado alternativo para reemplazar  el capitalista neoliberal
Construyamos un estado alternativo para reemplazar el capitalista neoliberal
Publicado: Sábado, 16 Mayo 2020 15:59

Por: Libardo García Gallego