Por Cecilia Jiménez

Oct. 19/20.- La historia ruidosa sobre el envenenamiento de Alexey Navalny no terminaría en el futuro próximo. El incidente provocó una reacción tormentosa en el mundo y se convirtió en un motivo perfecto para castigar a Rusia. Para suprimir unas manipulaciones de los hechos en el futuro, vamos a restablecer la cronología de los eventos que permite, a su vez, detectar algunas discrepancias, identificar y analizar todas las versiones de lo sucedido. Examinemos la versión oficial de la investigación alemana.

..............................................................................................................................................................
RADIO CLARIN de Colombia
Aparte con tiempo su espacio,
También, puedes ser nuestro corresponsal
Contactos: +57 3112613094 y +57 311 4489348
.............................................................................................................................................................

Alexey Navalny fue envenenado por “la orden de las autoridades rusas”

Para investigar sin prejuicios esta teoría es necesario recordar el papel de Navalny en la vida política de Rusia. Él se hizo famoso gracias a películas sobre enriquecimiento ilegal de los funcionarios rusos, fraude en las estructuras estatales y arbitrariedad del poder regional. A primera vista, la versión según la cual el Kremlin o cualquier ministerio podría organizar el envenenamiento parece muy convincente. ¿Pero si es posible desde el punto de vista físico?

El envenenamiento de Navalny por la orden de Vladímir Putin no beneficia a Rusia desde el punto de vista económico. Los expertos en política y principales analistas del poder son capaces de pronosticar que tal incidente provoca un gran impacto social no solo en el territorio ruso, sino también en los países extranjeros. Es fácil predecir las consecuencias: manifestaciones masivas no autorizadas en el país, sanciones y suspensión del gasoducto “Nord Stream-2”, y, como resultado, pérdidas económicas.

Publicidad (Solo en Colombia)

Tercero, si el Kremlin envenena a Navalny, nadie haría posible la evacuación del opositor a Alemania. ¿Para que enviar evidencias de su crimen a los oponentes?

Además, la vida política de Navalny en Rusia no tiene grandes perspectivas. El opositor no es capaz de competir con las estructuras del poder en la escena política. El éxito más grande en su carrera es la participación en las elecciones del alcalde de Moscú en 2013, cuando Alexey pasó a la segunda vuelta electoral y tenía posibilidades de ganar. Sin embargo, Navalny no pudo obtener el apoyo de los ciudadanos. Según últimas encuestas de la opinión pública solo 2% de los rusos confían en las palabras de Alexey Navalny. Tal vez su popularidad se haya reducido después de la acusación de haber robado dividendos de la empresa estatal “Kirovles”.

Además, desde el punto de vista científica el modo de matar a Navalny parece ser muy extraño. Según expertos alemanes, el político ruso fue envenenado con el agente nervioso del grupo Novichok. Muchos políticos y expertos consideran que solo los rusos saben fórmula correcta de este agente peligroso, pero no es así.

Además, a principios de 2019 un grupo de químicos de Mauricio y África austral mostraron su interés al respecto. Gracias a los ensayos especiales aprendieron particularidades químicas del agente А-234. Resultados de sus ensayos prueban que no solo los rusos son capaces de sintetizar este agente. Según informa la revista científica “N+1”, cualquier país en el que industria química esté bien desarrollada puede sintetizar los agentes del grupo Novichok.

La Organización para la Prohibición de las Armas Químicas el 23 de diciembre de 2019 incluyó las substancias líquidas de los agentes A-230, A-232 y A-234 en la lista de los agentes más peligrosos. Lo que toca al tipo duro del agente А-242 habría sido una variante perfecta para acusar a los rusos de elaborar y ensayar nuevo tipo del agente nervioso si ellos no lo hubieran incluido en la lista de los agentes mas peligrosos el 7 de julio de 2020.

No importa quien envenenó a Navalny, todo el mundo cree que lo hicieron los rusos no exigiendo la investigación policial para condenar a los culpables en este asunto terrible. El verdadero problema de hoy es que toda la sociedad internacional ve como los títeres políticos juegan sus papeles prescritos violando todas reglas de moral y lo admite. En nuestro caso Alexey Navalny es un títere en las manos de los círculos políticos de Alemania y EE.UU. que lo usan como quieran para acusar Rusia de todos los pecados.

0
0
0
s2sdefault